domingo, 20 de octubre de 2019

Emoticonos

Casi de noche, en el autobús de vuelta a casa. En una parada alguien sube, se sienta dos sitios por delante y veo por los huecos entre los respaldos que saca (cómo no) el móvil y emprende con decisión la escritura de un mensaje. Lo cual, ya sé, no me incumbe. Pero la pantalla es grande y luminiscente como una vitrina, la tarde penumbrosa, más bien tacaño el paisaje que desfallece por la ventanilla y la carne muy débil. Teclea un buen rato sin dar descanso a sus pulgares, con una habilidad y coordinación que siempre me fascina, ya que carezco de ella. Un párrafo extenso, al parecer. Pero la verborrea dactílica sufre un repentino hiato. Despliega una pantalla repleta de emoticonos, emojis y demás títeres, que brillan como baratijas en un mercadillo de estados de ánimo. Duda bastante en cuál gesto escoger o con qué pose revestirse. De hecho, lo cronometro con mi propio móvil: casi treinta segundos, toda una vida para un payaso que estuviese aguardando la reacción de su público. Por fin opta por uno, dispara el mensaje y —oh— se me acaba la distracción. Aunque su duda emoticonil despierta otra en mí. ¿Quería impostar una emoción que en ese momento no sentía? No necesariamente por doblez: quizás andara pensando en otras cosas, muy lejos del contenido del mensaje o de su objeto. ¿O a lo mejor le costaba encontrar en ese nutrido muestrario el matiz perfecto contra la plana dualidad? Algo que en nuestro rostro nativo suele surgir de forma espontanéa. El destinatario del mensaje, imagino, lo percibiría así, ajeno a ese largo proceso de escrutino, incluso de incertidumbre.

viernes, 18 de octubre de 2019

Puritanos

Me dan grima los puritanos de todo tipo: los que sólo permiten decir «pubis» o los que prohiben pronunciar cualquier cosa que no sea «coño».

miércoles, 16 de octubre de 2019

Más hilachas

{hay algo}

Hay una fuerza heroica y algo esencialmente invencible en todo lo delicado

ººº

{erizo}

La poesía es un refugio. Como la piel del erizo. Sólo que lleva las púas hacia dentro.

ººº

{el mejor momento}

El mejor momento para empezar un poema sea, probablemente, cuando hemos divisado allá lejos el humo del regreso.

ººº

{náufrago}

Construir un poemario como el náufrago que recoge y junta los restos del barco en la playa. Qué sorpresa: hoy la marea nos ha traído el título.

lunes, 14 de octubre de 2019

Doble penitencia

La procrastinación lleva aparejada una doble penitencia, como si nos hubiésemos revolcado en el pecado. La mala conciencia de haberlo cometido y saber además que se nombra con la palabra más fea y de peor gusto que nos da el idioma (ahí suena ese crastinus latino que te corta la lengua: el futuro y sus resortes como un cadalso que espera). Pero no importa lo que hayamos dejado sin hacer: podremos estar satisfechos si a lo largo de toda una vida hemos logrado escribir o decir bien procrastinación al menos un par de veces.

sábado, 12 de octubre de 2019

5 hilachas para acunar filólogos

El filólogo que publica la edición de las «Obras completas» del poeta x. Lo hace con un espíritu deportivo, gimnástico, casi olímpico. Al final, la foto sonriendo con la medalla, el sombrero tirolés, el aire limpio y la satisfacción de todas las páginas sumadas. El arte es otra cosa. Más enfermo. Más ladino. Más proclive a los tugurios y los bajos fondos. Tiene algo también de ilusionista. Consiste en saber detenerse a tiempo y ocultarse.

ººº

La poesía es música, por eso resuena mal en las cabezas cuadradas.

ººº

Cuando el filólogo coge una calculadora o una tabla de Excel tiene la misma credibilidad que el brujo de la tribu agitando un palo con una calavera.

ººº

A los estudiantes se les pide que cuenten las sílabas de un verso, pero no que escuchen el verso. Tanta aritmética ensordece.

ººº

Siempre se engañará antes a un filólogo que a un niño.

jueves, 3 de octubre de 2019

Emisarios, una lectura de Jesús Rodríguez

Siempre es una alegría saber que Emisarios (mi último poemario, publicado recientemente por Pre-Textos) encuentra lectores acogedores y generosos, como el poeta Jesús Rodríguez. Así que comparto esta amable nota que dejó en su blog: https://tertuliaspoeticas.blogspot.com/2019/06/emisarios-de-juan-manuel-macias.html